5 tradiciones del té en el mundo

5 tradiciones del té en el mundo

Al igual que el café, el té también es una fuente inagotable de estudio para los baristas más curiosos y aplicados :).

Desde la aparición en China de esta infusión en el siglo 250 a. C., son muchos los países que han desarrollado su propia cultura del té. En lugares como Reino Unido, Rusia, Japón, La India o Marruecos, esta infusión forma parte del patrimonio histórico y emocional del país.

¡Aquí te servimos, en bandeja de Mocay, unas interesantes tradiciones en torno al té para baristas con ganas de beberse el mundo!

Gran Bretaña: ¡un té para aguantar hasta la cena, por favor!

Existen pocas cosas tan características de Gran Bretaña como el afternoon tea o el té de la tarde. Entre las 16 y las 17 horas, los británicos (muchos recién llegados del trabajo) se relajan bebiendo un buen té acompañado de pastas.

Lo que pocos baristas saben es que esta costumbre la puso en marcha una duquesa harta de pasar hambre entre la comida y la cena. Esta idea de Anna Russell, séptima Duquesa de Bedford (s. XIX), gustó tanto que incluso se implementó en el Palacio de Buckingham.

Un dato que sí debe conocer todo barista es que el té favorito de los británicos es el té negro, una variedad de té conocida por su largo proceso de oxidación, su fuerte aroma y su elevado contenido de teína. De hecho, en sus desayunos nunca falta un energético té negro: el English Breakfast Tea. Este blend que contiene tés de Assam, Ceilán y Kenia suele beberse mezclado con leche y azúcar.

Rusia: té para unir a las familias

En Rusia el té se prepara para beberlo en compañía: con amigos durante una merienda o con los familiares tras una comida. Es más, sus habitantes creen que si los miembros de una familia no beben té juntos… ¡esa familia tiene un problema!

Asimismo, los rusos suelen ofrecer té a los huéspedes que entran en casa y hasta existen algunos dichos en torno a esta tradición: “Si quieres deshacerte de huéspedes inesperados, dales té de ayer”. ¡Cuánta pillería!

En las ceremonias rusas dedicadas al té se consume una infusión muy concentrada llamada zavarka. Uno de los tés más recomendados para preparar esta infusión es el Russian Caravan, un blend de té negro con sabor ahumado. A veces, la mezcla del zavarka incluye tés de hierbas o de frutas aparte del té negro, aumentando así los matices de la bebida.

Como te contamos en su momento, en Rusia no hay ceremonia del té sin un samovar, un recipiente metálico dotado de una chimenea interior con carbón que mantiene el agua del té en estado de hervor.

El zavarka puede permanecer durante horas concentrado en una tetera de porcelana y luego servirse en cada vaso con un poco de agua caliente del samovar. El papel de este artilugio es importantísimo ya que un ruso siempre desea varias rondas de la infusión. Además, beber té implica llenar el estómago: este se sirve con ricos dulces y mermeladas.

Marruecos: té sí, menta también

Seguro que has escuchado alguna vez que en Marruecos el té es un símbolo de cortesía y hospitalidad. Los marroquíes ofrecen esta infusión a cada invitado que visita su casa o su negocio, pero también la beben en familia antes y después de las comidas.

El té preferido en Marruecos es el té verde con menta o té moruno; para prepararlo utilizan un té Gunpowder, hojas de menta frescas y, en ocasiones, algunos capullos de la flor del naranjo. Esta infusión ayuda a los marroquíes a soportar las elevadas temperaturas de su país.

Rechazar el té que ofrece un anfitrión en Marruecos se entiende como una absoluta falta de educación. Para ellos el té es más que una bebida y forma parte de su cultura. De hecho, los marroquíes siguen un rito a la hora de servir el té: el primer vaso se bebe en honor a la vida, el segundo en honor al amor y el tercero en honor a la muerte.

La India: un delicioso té callejero

La India es uno de los principales países productores de té y eso se nota en el ambiente. Las calles y las estaciones de tren están regadas por pequeños puestos dedicados a la venta de té, siendo el Masala chai el favorito de las clases populares.

En el sur de La India, el Masala chai se elabora con té negro (Assam), leche y especias como cardamomo, clavo, anís estrellado, pimienta, jengibre y canela. Sin embargo, en la parte más occidental del país lo preparan con té verde e incorporando otras especias como el azafrán. En La India, té y especias van de la mano, por lo que sus chais son digestivos y antioxidantes.

Japón: la ceremonia entre las ceremonias

Una de las tradiciones del té más famosa entre los baristas es la ceremonia japonesa del té o chanoyu. En ella, un reducido grupo de personas se reúnen en una casa del té y beben té matcha siguiendo las indicaciones de su anfitrión.

El matcha es un té verde en polvo que se prepara utilizando instrumentos artesanales como un batidor de bambú. En lugar de en un vaso o taza, se sirve en un bol. Y tú, ¿qué otras tradiciones del té conoces? ;)

¡Háblanos de tu favorita en los comentarios!

< Volver al blog