Aprende a limpiar tu cafetera italiana

Aprende a limpiar tu cafetera italiana

Café

La cafetera italiana es un utensilio clásico que no puede faltar en ninguna cocina ni a ningún amante del buen café en grano. Esta cafetera destaca por su sencillez y facilidad de uso, ofreciendo dos partes diferenciadas, una inferior en la que ponemos el agua y otra superior donde echamos el café molido. El funcionamiento es sencillo, ya que tan solo habrá que calentarla al fuego para que el agua hierva, subiendo e infusionando el café que estará listo en pocos minutos.  

Una cafetera italiana puede alcanzar hasta 1,5 bares de presión, siendo además económica y versátil. A su vez, su tamaño reducido y su capacidad para preparar un café de buena calidad, con cuerpo, sabor e intensidad, las hacen muy populares entre los paladares más exigentes.

Las ventajas que ofrece una cafetera italiana son muchas y diversas, destacando entre ellas que son muy sencillas de utilizar y mantener, son económicas, versátiles, permiten hacer varias tazas a la vez, etc. 

Pero es muy importante para un correcto mantenimiento y para prolongar su vida útil, que sepamos exactamente cómo limpiar la cafetera italiana, de esta forma podremos disfrutarla durante muchos años. Además, conseguir un buen café depende mucho de cómo estemos limpiando nuestra cafetera, ya que una mala limpieza puede afectar al sabor.

Cómo limpiar una cafetera italiana por fuera

Es completamente necesario limpiar la cafetera italiana utilizando jabón para limpiar la superficie del metal y de esta forma evitar cualquier residuo de aceite de café viejo y rancio. 

Debemos empezar por limpiar el exterior de la cafetera como lo haríamos con cualquier otro utensilio de cocina. Preferiblemente, debemos utilizar una esponja suave que no dañe ni raye la superficie. Hay que evitar los productos de limpieza fuertes o concentrados. Solo necesitaremos un simple jabón de lavavajillas a mano para desengrasar la cafetera y deshacernos de los restos.

Para el lavado de las piezas hay que desmontar la cafetera y enjabonar adecuadamente con agua caliente, el jabón lavavajillas y la esponja suave. Una vez limpia y enjuagada, deberemos usar una toalla o paño limpio para secar a mano cada pieza o bien dejar que se sequen al aire, ya que cuando dejamos agua en la superficie del metal y cerramos la cafetera, puede provocar corrosión a largo plazo.

Una parte esencial de cómo limpiar una cafetera italiana de aluminio o acero inoxidable es el enjuague y el secado. Es muy importante enjuagar muy bien todas las partes para retirar cualquier resto de jabón que pueda dar mal sabor al café. 

Cómo limpiar una cafetera de acero quemada por fuera

Si la parte inferior de la cafetera, la que está en contacto con el fuego o la placa está ennegrecida o quemada podemos preparar una pasta de bicarbonato de sodio y vinagre blanco a partes iguales, esparcirla por la zona afectada y lavar con agua y esponja. Esta mezcla nos ayudará a eliminar el quemado de la suela de la cafetera de forma sencilla.

Limpia tu cafetera italiana por dentro

Para limpiar una cafetera italiana por dentro no deberemos recurrir nunca al jabón. Para la limpieza interior lo mejor es utilizar vinagre blanco de limpieza. Para ello deberemos llenar el recipiente inferior con agua y vinagre blanco a partes iguales y montar la cafetera sin poner nada en el filtro. A continuación, colocamos la cafetera en el fuego y dejamos que haga todo el proceso completo antes de apagarlo. Una vez se haya enfriado el agua con el vinagre, la vaciamos, desmontamos y lavamos ambas partes con agua y jabón.

Si queremos eliminar cualquier residuo de café quemado en el interior, hay que introducir en la cafetera una parte de vinagre más dos de agua caliente y dejar que la mezcla repose toda la noche. A la mañana siguiente retiraremos los restos de quemado con una esponja o paño para posteriormente enjuagar la cafetera con agua caliente y secarla con papel de cocina.

Limpia el filtro de la cafetera italiana

Hay dos tipos de filtros en una cafetera italiana: el filtro para el café y el superior. El primero es uno de los más complicados de limpiar, ya que debemos asegurarnos de que los pequeños orificios quedan bien limpios para que no se adhiera moho. En cuanto al filtro superior, que va unido con la goma a la base de la parte superior, el método más recomendado es utilizar un cepillo de dientes e ir eliminando los restos de suciedad con agua y jabón.

Limpieza de la goma

La goma es un elemento de la cafetera muy sensible, por este motivo debemos evitar el uso de productos abrasivos y vigilar su estado. Si vemos que la goma pierde su color blanco significa que hace tiempo que deberíamos haberla cambiado.

La goma es esencial para el correcto funcionamiento de la cafetera, por lo que es importante limpiarla después de cada uso con agua y jabón, sin frotar demasiado. 

Cuidando la cafetera italiana por dentro y por fuera estarás disfrutando de todo el sabor del mejor café especialmente preparado para ti.

< Volver al blog