Cómo se descafeína el café

Cómo se descafeína el café

Café, consumo de café, curiosidades del café

De todos es sabido que el café contiene cafeína y por como les afecta esta no todas las personas han podido disfrutar del sabor de una buena taza de café por la mañana. Durante décadas los médicos han borrado de la dieta esta bebida para supuestamente beneficiar la salud de sus pacientes hipertensos o con insomnio. El proceso de descafeinar el café solucionó este problema para alegría de los más cafeteros. ¿Quieres saber cómo le sacan la cafeína al café?

Los comienzos del descafeinado

En el año 1903, Ludwig Roselius, jefe de la compañía alemana de café Kaffee HAG descubrió accidentalmente cómo descafeinar el café. En dicho año, una partida de café fue cubierta por agua de mar durante su traslado, lo que causó que se filtrara la cafeína, pero sin afectar al sabor. Desde ese instante, Roselius decidió desarrollar un método industrial para repetir el proceso accidental y para ello bañó en vapor los granos de café con varios ácidos. Posteriormente usó el benceno resultante para eliminar la cafeína. De esta forma es como nació el café descafeinado.

Más tarde se comprobó que el benceno era una sustancia cancerígena, por lo que se buscaron nuevas técnicas alternativas que pudieran extraer la cafeína de los granos sin perjudicar al sabor

Hoy en día, el café descafeinado está dirigido a los consumidores que desean disfrutar de toda la intensidad del sabor y el aroma del café sin sentir los efectos de la cafeína. El proceso de descafeinización se caracteriza por no hacer perder al café ni sabor ni aroma, ya que se lleva a cabo antes del tostado. El tostado es el momento en el que el café crea las más de 700 moléculas que le confieren su característico sabor y aroma.

Por lo tanto, el proceso de descafeinar el café se realiza cuando el café está verde, siempre antes de tostarlo. La descafeinización puede ser un proceso complejo, por lo que existen empresas dedicadas en exclusiva a esta labor. Pero hay que destacar que, si bien estos métodos que veremos más adelante eliminan la mayor parte de la cafeína, no existe un café completamente descafeinado. 

Proceso para quitar la cafeína al café

El café descafeinado es igual al café con cafeína tanto en sabor, cuerpo, crema y otras propiedades, salvo en su contenido en cafeína. Como acabamos de comentar, para descafeinar el café se trabaja sobre el café verde antes de ser tostado. Este proceso se puede llevar a cabo de forma química o natural, siendo mejor la segunda de ellas.

Actualmente el proceso más utilizado en la industria para eliminar la cafeína del café es la descafeinización por cloruro de metileno sobre café arábica debido al bajo contenido en cafeína de este tipo de café. Los cafés de mayor calidad suelen utilizar el método de descafeinización por dióxido de carbono y agua que veremos más adelante.

Existen diversas formas de descafeinar el café, casi tantas como tipos de café en el mundo. La más común es por remojo en un disolvente, generalmente cloruro de metileno o acetato de etilo. Para ello los granos se empapan primero en agua y luego se cubren con una solución que contiene cualquiera de estos dos solventes. La cafeína es extraída por dicho solvente.


El agua con disolvente se reutiliza una y otra vez hasta que se llena con aromatizantes y compuestos de café, prácticamente idénticos a los granos, a excepción de la cafeína y el disolvente. Durante esta etapa del proceso los granos apenas pierden sabor, ya que están empapados en una esencia de café concentrado.

La cafeína extraída se purifica y se recupera, y es destinada a las industrias farmacéutica y alimentaria para elaborar aditivos, medicinas, suplementos deportivos, bebidas y productos de cosmética.

Los diferentes procesos para hacer café descafeinado

Para hacer café descafeinado se suele partir de las variedades de café arábica que tienen un menor contenido en cafeína y dentro de estas, es preferible el café cultivado en altura, ya que ofrece menos cafeína. Interesan sobre todas las plantas de cafeto que produzcan café con mucho sabor y cuerpo, pero con poca cafeína.

Los métodos para retirar la cafeína que contiene el grano son tres:

  • Método Húmedo. Este método de descafeinado se realiza con agua. Consiste en humedecer los granos de café verde para posteriormente mezclarlos con agua y extracto de café sin cafeína, dejando que un proceso de ósmosis traspase la cafeína de los granos al líquido en que está disuelta. A continuación, se secan los granos en una corriente de aire y ya estarían listos para su envasado o tostado.
  • Método químico. Los granos del café verde se humedecen y a continuación se ponen en remojo en un disolvente químico con un principio activo de cloruro de metileno, una sustancia que disuelve la cafeína. Una vez disuelta y mediante calor, se consigue evaporar el cloruro y se lavan los granos con agua para eliminar cualquier resto. Posteriormente se seca el café con aire caliente.

Este es el método más habitual y barato para la industria del café, aunque los consumidores más exigentes prefieren descafeinados obtenidos por métodos más naturales.

  • Método físico por presión. La cafeína se retira mediante un sistema que combina presión con intervención del CO2 sin necesidad de utilizar productos químicos. Para ello se somete al café a una presión de 275 atmósferas, haciendo que el CO2 circule entre los granos, penetrando en ellos como resultado de la presión y contribuyendo de esta forma a disolver la cafeína.

Cuando se lavan y secan los granos la cafeína ya no está presente, obteniendo un descafeinado de gran calidad. El problema es el coste de este método, el cual es más elevado.

Cómo es el café descafeinado

Como ya hemos visto, el café descafeinado conserva todo el aroma, el sabor y el resto de propiedades del café normal. Esto es debido a que tanto el aroma como el sabor no guardan relación con la cafeína sino con los aceites esenciales, que aparecen con el tueste. La extracción de la cafeína se realiza sobre el grano de café verde, antes del proceso de tostado.


Por lo tanto, el café descafeinado es café al que se le ha extraído la cafeína mediante alguno de los tres métodos anteriormente comentados. El mejor de todos ellos es el que se consigue el descafeinado con agua, debido que se obtiene un café descafeinado natural, que se caracteriza por utilizar agua, en lugar de emplear productos químicos.

El café descafeinado es un alimento que contiene un alto porcentaje de vitaminas B3 y B2, además de hierro, proteínas, sodio y un elevado contenido en potasio, siendo también uno de los productos con mayor concentración de magnesio.

Prepara el descafeinado perfecto

Para que puedas disfrutar de un café descafeinado perfecto debes hacer caso de los siguientes consejos. Para ello será muy importante adquirir un café descafeinado de calidad, para lo que debemos de tener en cuenta una serie de elementos fundamentales: 

  • Tipo de café base del que se obtiene el descafeinado. Siempre será mejor un descafeinado de arábica que uno de robusta. En caso de los cafés de mezcla deberemos comprobar que la cantidad de arábica es superior a la de robusta en una proporción importante. El arábica aporta aroma y sabor al café, y el robusta ayuda a que tenga más cuerpo.
  • El proceso mediante el cual se la ha eliminado la cafeína. Es el elemento más importante para saber si estamos ante un café descafeinado de buena calidad o de calidad media. Los procesos mediante CO2 y mediante agua conservan mucho mejor las características de los cafés, tanto el aroma como el sabor. Por este motivo conviene elegir un descafeinado con agua, o un descafeinado con CO2 supercrítico
  • Tostado natural. Un tostado natural medio suele ser el mejor para conservar todo el aroma y el sabor del café descafeinado.
  • Café descafeinado en grano. El café descafeinado molido pierde parte del aroma y del sabor.
  • Inmediatez entre el molido y el consumo. Moler el grano en el momento en que vayamos a hacer el café. Para ello necesitamos un buen molinillo que muela el café sin sacarlo de su punto de tostado.
  • Tiempos de paso y temperaturas del agua para preparar un café descafeinado. A menos temperatura más tiempo de paso, y a más tiempo de paso del agua por el café menos temperatura. Los tiempos de paso y la temperatura dependerán de la cafetera que vayamos a utilizar y de la forma que interactúan agua y temperatura del agua con el descafeinado.

Ahora que ya conoces el proceso y las variedades de café descafeinado, como buen experto que empiezas a ser, seguro que prestarás más atención al etiquetado en tu próxima compra.

< Volver al blog