¿El café caduca?

¿El café caduca?

Café, consumo del cafe

Son muchos los productos que, en lugar de una fecha de caducidad, nos muestran una fecha de consumo preferente. Es por eso que a veces ya no sabemos qué alimentos podemos tomar después de la fecha que nos indica el paquete.

En el caso del café no caduca y aunque puede consumirse pasada la fecha de consumo preferente desde Mocay recomendamos que se tome en una fecha lo más cercana al momento del tueste posible. Podemos afirmar que la fecha de consumo preferente no es su fecha de vencimiento real, muy difícil de determinar. 

El café no caduca, lo que hace es perder parte de sus propiedades de forma paulatina, en lugar de caducar per se. Desde Mocay además, siempre recomendamos no consumir los productos pasada la fecha de caducidad o de consumo preferente, ya que las cualidades del producto se pueden ver afectadas.  

Esto dejaría la pregunta de si podemos tomar café caducado o no resuelta, ya que no caduca. En este artículo trataremos de resolver además otras cuestiones para que, si te encuentras un paquete de café en una casa de vacaciones o segunda residencia, sepas que quizá no debes consumirlo.

Cuánto tiempo dura el café molido

Lo primero que debemos decir es que hay que diferenciar entre cuánto dura el café en grano y el café molido. Y es que el acto de moler el café ya altera sus propiedades. Con el paso del tiempo el café comienza a perder parte de sus propiedades de forma paulatina.

En general, podríamos decir que un envase de café que no haya sido abierto y que se mantenga herméticamente cerrado en un ambiente adecuado desde el momento en el que fue tostado, no debiera perder sus propiedades hasta una vez pasados los 12 meses desde su empaquetado. 

El café molido, al contrario de lo que mucha gente piensa, tiene una duración media de consumo apto de 12 meses tras el proceso de molido si se conserva en óptimas condiciones. La misma que la del café en grano. Esta es la razón que lleva a todos los fabricantes de café a optar por una fecha de consumo preferente de en torno a  12 meses

Pasada su fecha de caducidad su consumo no es recomendable por lo que sí, el café puede ponerse malo

Qué pasa si el café está en mal estado

Como ya hemos dicho, el café no caduca. Es por ello que si tomases una taza de café cuya fecha de consumo orientativo haya sido superada, no debería de suceder nada malo.

Lo que sí hemos de considerar son los factores que hayan influido en la conservación del café. Por ejemplo, si se trata de un paquete que no ha sido abierto, no habría ningún problema de salud derivado de su consumo. En cambio, si no se ha preservado de forma correcta el café se puede poner malo. Por eso es importante saber cómo conservar el café de forma correcta.

Debemos considerar cuáles son los factores que han influido en la conservación del café. Por ejemplo, si se trata de un paquete que no ha sido abierto y se ha conservado en buenas condiciones, no habría ningún problema de salud derivado de su consumo y este habría conservado en buen estado sus características.

Sin embargo, si hablamos de un paquete de café que ya estaba abierto, ahí ya estaríamos hablando de una pérdida de propiedades y quizá incluso posibles riesgos para la salud

Por tanto, es recomendable evitar el consumo de ese paquete de café del que no sabes cuánto tiempo ha pasado desde que fue abierto.

Cómo saber si el café está en mal estado

En primer lugar, como ya hemos mencionado, el primer indicativo de que el café no está apto para su consumo sería si se ha superado la fecha de consumo preferente. Pero si encuentras un paquete abierto, con la fecha de caducidad sin vencer y quieres tratar de ver si se encuentra en condiciones óptimas te enseñamos algunos trucos.

Como ya hemos dicho, el café, a medida que pasa el tiempo, pierde propiedades. Una forma de saber si el café se encuentra en buen estado será, entonces, a través del aroma. En términos prácticos, el café debería oler y saber a café.

También podemos observar el color y tacto del café, si se trata de café molido. Si nos encontramos con un café que presenta un aspecto mucho más compacto de lo que estamos acostumbrados a ver en un café molido, también el cambio de color puede ser un índice de que el café no está en buenas condiciones.

Si el café ha sido expuesto a humedad, lo preferible es no consumirlo ya que se puede haber riesgo de deterioro microbiológico, lo que se traduce en una posible presencia de hongos y bacterias. 

En definitiva, la mejor forma de asegurarnos de que el café mantenga todas sus propiedades y siga resultando apto para su consumo, es asegurándonos de que permanece aislado herméticamente desde que se abre el paquete y recuerda que siempre aconsejamos el consumo de café lo más cercano posible a su fecha de tueste y envasado. Una vez abierto, conservar en un lugar fresco y seco.

< Volver al blog