Descubre las plantaciones de café

Descubre las plantaciones de café

Café, cultura del café

El café, una bebida que solo es superada por el agua en lo que a consumo mundial se refiere, es el fruto más comercializado de la historia de la humanidad, así como la bebida social más extendida a nivel mundial.

El café en grano proviene del árbol del cafeto, un arbusto perennifolio o siempre verde aromático que crece únicamente en determinadas condiciones de temperatura, humedad y altitud. La mayor parte de las mayores plantaciones de café del mundo se encuentran ubicadas en zonas tropicales de América, África y Asia, siendo mínima la producción de café en Europa (España o Islas Azores, Madeira, Martinica y Reunión).

El país que ostenta la mayor producción de café a nivel mundial es Brasil, seguido de Vietnam y de Colombia. Sin embargo, los mayores consumidores se encuentran en el norte de Europa, en países como Finlandia, Noruega e Islandia.

Cómo se cultiva el café

La caficultura es la que se refiere al cultivo del café. Este tipo de agricultura tiene unas características especiales que la diferencian del resto de cultivos, ya que una plantación de café es un ecosistema que requiere de cuidados específicos. 

  • Plantación del cafeto
  • El primer paso para plantar café es disponer de semillas de una cosecha reciente y con poder de germinación, las cuales se plantan en semilleros para controlar su germinación, y de esta forma obtener plantas de café o plantones. Una vez transcurridos de 6 a 8 meses el plantón de cafeto puede ser trasplantado a un cafetal.

  • El cafetal
  • Los plantones se trasplantan habitualmente durante la época de mayor humedad, ya que necesitan mucha agua para arraigarse y crecer. Además, los cafetos deben disponer como mínimo de 2 metros de separación entre hileras y de un metro de distancia entre uno y otro dentro de la hilera. 

    El sol y la lluvia son factores determinantes que influyen en el crecimiento y salud de los cafetales. La lluvia debe ser constante durante todo el año. 

  • El cultivo a la sombra
  • En este tipo de cultivo se mezcla el cultivo de cafetos con otros árboles de mayor tamaño, por lo que, en zonas de mucho sol, la sombra de los árboles protege los cafetales, manteniendo una temperatura más constante durante todo el año y preservando la diversidad de flora y fauna, lo que ayuda al control de plagas.

    Al mismo tiempo, los árboles fijan mejor el nitrógeno en el suelo y evitan la erosión. Además, los cultivos a la sombra requieren de una mayor separación entre cafetales para de esta forma dar espacio a los demás árboles. El fruto del café, en estas condiciones tan óptimas, crece de manera más lenta y adquiere una mayor calidad.

  • Tiempo de cultivo
  • Desde la siembra hasta que se cosechan las primeras cerezas de café suelen pasar entre 2 y 4 años.

    El proceso de producción del café empieza con la floración. Durante los siguientes meses, las flores se diferencian y se polinizan dando lugar al fruto de café, también llamado cereza. La maduración del fruto tarda entre 6 y 11 meses dependiendo de la variedad, la temperatura y la humedad.

    • Recolección

    En la mayoría de cafetales se produce una única cosecha de café al año cuando los frutos del café alcanzan el punto de madurez óptimo al mostrar un color rojo intenso (cerezas de café). La recolección en las grandes plantaciones de café está mecanizada mientras que en la mayoría de pequeñas explotaciones se realiza a mano, seleccionando solo las cerezas de café en el punto justo de maduración. Esta técnica de cosecha se conoce como picking y con ella se consigue una producción de mayor calidad, pero al mismo tiempo requiere que los recolectores hagan varias pasadas por cada cafeto. 

    Una vez recogidas las cerezas de café se separa el grano del resto del fruto mediante diversas técnicas.

    Cultivos de café

    Existen diferentes factores como la siembra, los cafetales, su mantenimiento, la manera de conservar el café, etc., que afectan de forma directa a la calidad del café, ya que una mala gestión podría hacer que el café se ponga malo o caduque

    Como hemos comentado, los cafetales deben ubicarse en zonas que reúnan una serie de características para que estos puedan desarrollarse de forma óptima. Por ejemplo, para que los cafetos tengan una buena producción de café, es necesario que las temperaturas se mantengan entre los 18º C y los 24º C durante todo el año.

    La siembra y la cosecha no son los únicos factores importantes en la producción de café. El mantenimiento de los cafetos juega también un papel decisivo en el cultivo del café, debiendo podarse periódicamente para que se mantengan entorno a los 2 metros de altura para facilitar el cuidado y la cosecha de café.

    En cuanto a la plantas, un cafeto joven necesitará de 3 o 4 años antes de producir café, considerando a esta planta adulta cuando tiene entre 6 y 8 años. Solo será utilizada para la producción del café hasta los 25 o 30 años de edad.

    Dónde se cultiva el café

    La mayor cantidad de producción de café a nivel mundial se concentra en el denominado “cinturón del café”, denominado así porque esta amplia zona es una especie de cinturón que rodea al ecuador. De esta forma, el mayor número de plantaciones de café se concentra principalmente en siete países: Brasil, Vietnam, Colombia, Indonesia, Etiopía, Honduras y la India. 

    Brasil es el mayor productor de café a nivel mundial, con una producción anual de 3.009 toneladas, lo que supone el 40% del café que se consume en el mundo. Vietnam se sitúa en el segundo puesto, con unas 1.683 toneladas de producción anual. Y en tercer lugar encontramos a Colombia, cuya gran parte de la producción tiene Denominación de Origen e Indicación Geográfica Protegida.

    Cultivo de café en España

    En España también disponemos de una pequeña zona de plantaciones de café de gran calidad ubicada en el Valle de Agaete en el noreste de la isla de Gran Canaria. 

    El cultivo de café llegó a Canarias en el año 1778 de la mano del rey Carlos III, el cual encomendó a Alonso Nava Gritón localizar suelos donde plantar semillas y plantas traídas de América y Asia. De esta forma se plantaron las primeras semillas en Tenerife, en La Orotava, para pasar posteriormente a Gran Canaria y a La Palma. En la actualidad solo perduran los cafetales del Valle de Agaete con la variedad Arabica Typica.

    En este valle canario el café es cuidado con mimo, siendo recolectado a mano, obteniendo una selección de café muy aromático y complejo con un suave regusto amargo y de gran calidad.

    ¿Cómo no vamos a disfrutar de una buena taza de café recién molido, si el cultivo y la recolección de nuestra bebida preferida se hace con tanto cariño?

    < Volver al blog