La auténtica receta del Iced Thai Tea

La auténtica receta del Iced Thai Tea

Sabemos que cuando el calor aprieta, a todos nos apetecen bebidas más frescas. Por eso, queremos presentarte la receta de un té que podrás disfrutar durante toda la temporada de calor: El té helado tailandés. Esta bebida es ideal para los amantes del té con leche que quieran refrescarse este verano. Si quieres conocer su receta más auténtica, sigue con atención los pasos que te damos en este artículo.

Qué es un té helado tailandés y qué ingredientes lleva

El té helado tailandés o Iced Thai Tea es una bebida tailandesa que es muy popular en los países del Sudeste asiático. Cuando se sirve frío la llaman Iced Thai Tea y cuando se sirve caliente la llaman solo Thai Tea. El ingrediente principal de esta bebida es el té. Como esta bebida suele tener un sabor fuerte, para esta receta te recomendamos que utilices tés negros, como nuestro Té Negro Inglés o nuestro Té Negro Chai. Aunque también tiene buen sabor cuando es elaborado con té rojo o de rooibos. Los otros ingredientes que vamos a utilizar serán leche, azúcar y hielo picado. Algunas personas utilizan leche condensada, en vez de leche y azúcar. Otras, añaden ambas cosas, pero esa opción no es muy recomendable, ya que te quedará excesivamente dulce y no te quitará la sed, sino todo lo contrario.

El paso a paso de Iced Thai Tea

¿Tienes los ingredientes listos? ¡Pues vamos allá! ?
  1. Para preparar el Iced Thai Tea, lo primero que hay que hacer es echar agua en una olla y ponerla a calentar. Cuando el agua esté hirviendo, se echará el té y lo dejaremos infusionar durante 15 minutos. Hay que tener en cuenta que si lo dejamos más tiempo el té tendrá un sabor mucho más fuerte.
  2. Después, hay que colarlo en una jarra, añadirle la leche y el azúcar y batir bien. Cuando finalices la mezcla, puedes probarlo para comprobar el nivel de dulzor. Quizás, al probarlo, compruebes que está muy dulce, pero ten en cuenta que el hielo picado rebajará este sabor.
  3. Luego, para oxigenar la bebida, podemos pasarla repetidas veces de un cazo a otro.
  4. Finalmente, lo serviremos en los vasos previamente rellenos con hielo picado. Y si te apetece comer algo, puedes acompañar esta bebida con algo dulce como las trufas de té matcha o con algo salado como una tabla de quesos u otro tentempié.
¿Cómo servirás a tu cliente esta refrescante receta de Iced Thai Tea: en un vaso de trago largo o en una copa de cristal? Ambas opciones son estupendas, pero si quieres que tus clientes se transporten a Tailandia cuando lo prueben, te diremos como lo hacen allí. En los mercados populares de Tailandia, generalmente se sirve en vasos de plástico grandes, o en una bolsa de plástico para llevar. En Tailandia no es común que las personas se sienten a tomar este té. Se trata más bien de una bebida refrescante que se bebe mientras caminan.

Variaciones del Iced Thai Tea

Si eres de las personas a las que les gusta cambiar de sabores de vez en cuando y probar cosas nuevas, te ofrecemos estas variantes de Iced Thai Tea para que vayas cambiando de sabor según lo que te apetezca cada día. Una de las alternativas al té tailandés clásico es el Thai Coconut Iced Tea. La receta de este té es muy sencilla. Solo deberás cambiar la leche de vaca por leche de coco y así podrás disfrutar del sabor de esta maravillosa fruta tropical mientras disfrutas de tu té helado. Esta alternativa es ideal para la gente con intolerancia a la lactosa, ya que la leche de coco carece de ella. Otra variante es el Thai Lemongrass and Ginger Iced Tea. Esta bebida es mucho más refrescante que las demás, esto se debe a que se le incorpora limón o citronela y jengibre. Solo tienes que trocearlos bien y añadirlos al té cuando esté aún caliente. Lo dejas reposar durante unos minutos hasta que coja el sabor deseado y luego lo sirves en un vaso con el hielo picado. Para las personas a las que les gustan las bebidas muy dulces, está el Sweet Thai Iced Tea. Lo único que cambia en esta receta es la leche líquida, que es sustituida por la leche condensada. Y si, por el contrario, lo que buscas es reducir la cantidad de azúcar que ingieres, te recomendamos el Low-Sugar Thai Iced Tea. Esta receta, aunque no lleve azúcar, es igualmente dulce y deliciosa. Para su preparación, se utiliza leche de coco sin azúcar y, para endulzar, se le puede añadir un poco de miel o panela. Una opción mucho más sana que no te llevará mucho tiempo de preparación. Como ves, esta refrescante bebida es mucho más sencilla de preparar de lo que parece. Y además, tiene muchas variantes. ¿No te mueres de ganas de probarla? Si quieres conocer más recetas, no te olvides de consultar nuestro blog. ?
< Volver al blog