Receta de Cold Brew, el café frío que es tendencia

Receta de Cold Brew, el café frío que es tendencia

Café, consumo de café

En los días de calor a ninguno nos apetece renunciar a nuestra bebida favorita por no poder consumirla a una temperatura que no calcine nuestras papilas gustativas. Para evitarnos la ansiedad de no poder satisfacer a nuestro gourmet interno, surgen técnicas como el cold brew. 

¿Quieres saber en qué consiste la tendencia más veraniega en café? ¡Aprende a hacer un cold brew en casa

¿Qué es un cold brew?

El cold brew es básicamente un café infusionado en frío. El fundamento del cold brew o "filtrado en frío" toma su base de las reacciones químicas que se producen en el café al ser extraído con agua caliente y enfriado rápidamente con uno o varios cubos de hielo: el ya tan conocido "café con hielo". Para evitar los sabores amargos que se pueden conseguir en un café con hielo, los expertos en filtrado en frío emplean agua a temperatura ambiente para sus tazas.

¿Cómo se elabora un cold brew?

La principal herramienta para llevar a cabo esta deliciosa y veraniega bebida, es la paciencia. El filtrado durará mucho más tiempo puesto que el café infusionará en frío con agua a temperatura ambiente. Por supuesto, el molido es una parte imprescindible para esta variante, debe ser el adecuado para este filtrado. 

Ya sabemos que lo conoces, porque no te has perdido el post en el que te contamos en qué se diferencian el café con hielo y el cold brew, pero, ¿aún no sabes cómo preparar este delicioso café en casa? ¡Sigue leyendo! 

Qué necesitas para preparar el cold brew en casa

ya sabes qué es el cold brew, ahora manos a la obra con esta receta. Hacer este tipo de café es muy fácil. Tan solo necesitarás:

  • 150 gramos de café molido específicamente para cafetera de émbolo
  • 1 litro de agua mineral del tiempo
  • Una jarra o un bote para mezclar
  • Una jarra o un bote para filtrar o almacenar
  • Una cafetera de émbolo
  • Una cuchara

Receta de cold brew: espera y disfruta

Sin duda, esta es una de las recetas más sencillas, pero de las que más paciencia requieren.

  1. Mezcla el café molido con el agua en una jarra o en un bote para mezclar con la ayuda de una cuchara hasta que esta coja el característico color del café.
  2. Deja que la mezcla repose entre 12 y 20 horas.
  3. Fíltralo, bien con la ayuda de una cafetera de émbolo.
  4. Vierte el café en una taza o en una jarra.
  5. Sírvelo y enamora a tus clientes.

¿Y si no cuento con una cafetera de émbolo?

Te preguntarás qué cafetera usa para hacer cold brew. En caso de que no tengas una cafetera con émbolo, de las del estilo prensa francesa, no te preocupes. Esto no te impedirá enamorar a tus invitados con tu seductor cold brew. Aún así desde Mocay te animamos a que aprendas cómo utilizar la cafetera de prensa francesa.

En este caso, el procedimiento empezará del mismo modo, pero se diferenciará en el filtrado. He aquí un sencillo paso a paso:

  1. Mezcla el café molido con agua y déjalo reposar entre 12 y 20 horas.
  2. Cuélalo bien con un filtro de tela o de papel, teniendo en cuenta que la tela filtrará mejor y te llevará menos tiempo.
  3. Repite el proceso de colarlo por lo menos un par de veces, asegurándote de que no queda ningún poso de café.
  4. Viértelo en una taza o en una jarra… ¡y ya está!

Un cold brew más dulce

Ahora que ya sabes cómo hacer el cold brew en casa de siempre, ha llegado el momento de que pases al siguiente nivel y te lances a innovar. En esta receta te proponemos que hagas esta delicatesen todavía más dulce, ayudándote de canela, endivia o, incluso, cacao. Conseguirlo es muy sencillo:

  1. Mezcla bien el agua con el elemento que hayas decidido para endulzar tu cold brew.
  2. Añade un tercio de esta agua al café y déjalo reposar durante unos 30 segundos.
  3. Remueve bien hasta que no quede ningún grumo.
  4. Añade el agua que queda y mezcla de nuevo.
  5. Deja reposar la mezcla entre 14 y 24 horas.
  6. Haz el filtrado.
  7. Almacénalo o sírvelo directamente.

Innova con cócteles, hielo, gomitas…

Atrévete a innovar. El cold brew se presta mucho a crear nuevas tendencias, pues es fácil de añadir y su sabor característico aporta un toque muy interesante. He aquí algunas ideas:

  • Cócteles con… cold brew: ¿Y si cambias el expreso de tus cócteles por cold brew? El resultado te sorprenderá. Y a tus clientes también. Añádele tus propios siropes, nitrógeno y vinagres… Prueba diferentes opciones con pequeñas cantidades hasta que des con las que más te gustan.
  • Cubitos de hielo cold brew: estos son otra excelente opción a usar en tu establecimiento. Su aspecto es original y su agradable sabor a café deleitará hasta a los paladares más exquisitos.
  • Gomitas de café cold brew: y lo mismo con las gomitas de café. Cambia el café de toda la vida por esta deliciosa versión.

Además de las bebidas frías de café en Mocay también somos amantes de otras cómo nuestra receta de Iced Tea.Y tú, ¿Qué otras infusiones en frío haces? ¡Compártelas con nosotros!

< Volver al blog