Strawberry Iced Tea: té helado de fresa para recibir la primavera

Strawberry Iced Tea: té helado de fresa para recibir la primavera

La primavera ya está aquí y ha traído consigo muchas pero que muchas ganas de saborear comidas y bebidas bien fresquitas, ¿o no? ;) Una de las infusiones del momento es el Strawberry Iced Tea, un té helado muy popular entre los americanos elaborado con una fruta de temporada: la fresa. ¿Es la primera vez que lees algo sobre él? ¡Compartimos contigo su sencilla receta!

Tu té favorito y sirope casero de fresa

El Strawberry Iced Tea es una opción fenomenal para las sobremesas o las meriendas en esta época. Preparar esta infusión es tan fácil que todos los establecimientos deberían tenerla en cuenta cuando toca repensar las cartas de primavera y de verano. Nuestro consejo para que este té helado de fresa sepa realmente delicioso es que lo elabores siempre con un sirope de fresa casero (los siropes caseros son más concentrados). Si no tienes muy claro cómo hacer este sirope casero, no te preocupes: en la siguiente receta también te indicaremos cómo darle forma.

Los ingredientes del Strawberry Iced Tea

Para cuatro o cinco vasos de Strawberry Iced Tea necesitas estos ingredientes:
  • 4 cucharadas o cuatro bolsitas de tu té favorito (nosotros recomendamos utilizar té clásico o té verde; si prefieres prescindir de la cafeína puedes usar una infusión de rooibos)
  • 7 tazas de agua filtrada
  • Entre 250 y 300 gramos de fresas maduras
  • Una taza de azúcar granulado
  • Cubitos de hielo o fresas congeladas
  • Limón
  • Hojas de menta
El limón y las hojas de menta son opcionales ya que solamente los usaremos en la decoración de este té de fresa. Ya sabes que nosotros damos mucha importancia a la presentación de las bebidas. Además, el Strawberry Iced Tea es un té muy vistoso y hay que ponerlo bien bonito para la galería de fotos en Instagram de tu local. :)

La preparación del té helado de fresa, paso a paso

¿Tienes ya todos los ingredientes sobre la encimera? Pues pongámonos manos a la obra.
  1. Añade dos tazas de agua filtrada en una tartera y caliéntala hasta que hierva. Si ya hierve, retírala del fuego y agrega tus bolsitas de té o tu cestita con té a granel. Deja que el té infusione el tiempo pertinente, retíralo después y espera a que se enfríe a temperatura ambiente.
  2. Mientras el té se enfría, puedes ir preparando ya el sirope de fresa:
    • Corta en trocitos 250 gramos de fresas maduras (es importante que no estén verdes o arruinaremos el sabor del té helado de fresa).
    • Introduce las fresas troceadas en una tartera y agrega una taza de agua filtrada y una taza de azúcar granulado. Lleva la mezcla a ebullición y luego cocínala a fuego lento durante 20 minutos, hasta que las fresas se hayan ablandado del todo y el líquido sea de color rojo.
    • Utiliza otro recipiente y un colador de malla fina para colar la mezcla anterior y que tu sirope casero no tenga trozos de fresa. No aplastes las fresas para extraer su jugo: si lo haces, el sirope estará turbio y tendrá mal sabor. Tampoco tires esos trozos sobrantes de fresa porque quedan genial combinados con un yogur natural. ;)
  3. Con el sirope para tu Strawberry Iced Tea ya listo, coge una jarra grande y junta en ella el té y el jarabe de fresa. Remueve bien el contenido e incorpora cuatro tazas de agua fría. Después, refrigera la mezcla durante, como mínimo, dos horas (hasta que esté casi helada).
  4. Prepara unos vasos con cubitos de hielo y sirve el té helado de fresa. Es importante que el té esté frío porque si introduces cubos de hielo en un vaso con té caliente, el hielo se derretirá y arruinará el sabor del té.
  5. Decora el borde de cada vaso con una rodaja de limón y una fresa; añade asimismo una hierbita de menta. Si lo prefieres, puedes sustituir los cubitos de hielo por fresas congeladas.
También puedes dividir en dos partes la elaboración de este Strawberry Iced Tea y preparar unas horas antes el sirope de fresa. Este sirope aguantará en perfectas condiciones en tu nevera durante al menos tres días. Incluso puedes introducirlo en el congelador y descongelarlo tres días o unas horas antes de utilizarlo en esta receta de té helado de fresa. Aunque no es lo ideal, puedes asimismo preparar el té antes que el sirope casero y conservarlo hasta dos días en la nevera. ¿No estás deseando probarlo? Estamos ansiosos por que nos cuentes cómo de rico sabe tu primer vaso de té helado de fresa. :D En este post tienes las pautas para que tanto este como cualquier otro té helado queden siempre perfectos.
< Volver al blog